domingo, 5 de abril de 2015

He.






He tenido ganas de morir.
de cambiar
de remplazarme
de aguantar.

He sufrido por no poder despedirme
por no volver a verte
por no poder llorarte
por no irme contigo.

Me he lastimado
me he gritado
me he insultado
Y me he consolado.

He encontrado alegría en cosas tristes
detrás de una cámara
manejando unos pinceles
A 500 metros del suelo.

Me he perdido en personas
personas malas
personas egocéntricas
personas sin personalidad

Y aún las tengo que llamar personas.

He disfrutado del silencio de una tarde
con un tic tac del reloj
que me decía
que aunque estuviera quieta
el tiempo seguiría andando.

Y me asusté.
Y me levanté.
Y me odié.
Y me querré.

El futuro siempre ha confiado en mi.
















Me alegro mucho de volver por aquí ya que mi móvil ha muerto y no contaba que me iban a dejar uno tan pronto. Tengo que admitir que estos días me he relajado mucho, he paseado, he leído, he visto películas, he estado con mis seres queridos...la verdad es que quitando las noches no echaba de menos lo de estar con el móvil en la mano doce horas al día, sin exagerar. 
Ayer por la tarde una amiga me pidió ayuda para un vídeo y después ya aprovechamos para una pequeña sesión. Una de las chicas, Afife, ya ha aparecido varias veces por aquí, seguro que ya la conocéis. La otra es Bea. 
Algunos de los cambios de los que hablaba en la anterior entrada es que voy a intentar ponerme delante de la cámara con más frecuencia. No sé cuando porque no tengo muchos medios pero espero que muy pronto.
El diseño no creo que sea el definitivo aún porque no me convence mucho.
Espero que os gusten las fotos y el texto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario