viernes, 13 de marzo de 2015

Historia

Sentí el agua entrar poco a poco  en mi cuerpo.
Sentí la agonía de estar bajo el mar.
Sentí la muerte junto a mí. 
Quizá más cerca de lo que yo estaba acostumbrada.

Escuché tu risa en la superficie.
En aquel acantilado.
Más cerca del cielo que la tierra.
Fueron tus manos quiénes me tiraron al vacío.

Él vino buscando una víctima.
Algo para sobrevivir unos dias más en un invierno eterno.
Me encontró y me sacó de aquí.
Rescatada por una alma a punto de partir.

Al mirarle los ojos encontré miedo.
Y el encontró en mí la agonía que yo aún tenía guardada.
Se fue corriendo.
Mas que otra cosa podría hacer yo que buscarlo dia y noche.

Lo vi durmiendo en una cama.
Me acerqué a él y le quité el corazón.
Cuando lo tenía en mi mano le rogué que me convirtiera en persona.
Luego me arranqué el mío y lo guardé en su pecho.

A dia de hoy sigue aquí conmigo.
No me puede hacer daño porque se hiere a si mismo.
Ahora refleja una profunda pena.
Oh, nos queremos tanto.

Su corazón está en mi pecho.
Lleva tanto tiempo aquí que ya está más que destrozado.
¿Es bonito esto?
Es mi mejor historia de amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario