martes, 6 de enero de 2015

Gracias.

Me piden que grite, que reaccione y que saque todo lo que guardo aquí dentro.
La verdad es que no estaría mal hacerlo.
Y lo he intentado tantas veces que duele saber que no sale ningún sonido de tu boca.
Al menos puedo escribir.
Supongo que el hecho de que hace unos meses no me atreviera ni a comprar una chaqueta sola y que ahora haya conseguido hasta salir de mi ciudad con la única compañía de mis cascos consuela un poco.
En fin, que puede que en algo si que haya mejorado.
Me siento orgullosa y decepcionada conmigo.
Orgullosa porque estoy aprendiendo a no depender de nadie.
Decepcionada por no querer tener a nadie de quien depender.
Orgullosa porque he aprendido a hacerle frente al mundo y dejar de tener miedo a la gente.
Decepcionada porque he dejado de preocuparme por lo que me pueda pasar, irresponsable.
Orgullosa de luchar por lo que quiero.
Decepcionada porque últimamente estoy dejando de hacerlo.
Abandonando.
Como prometí no hacerlo nunca.
Lo he intentado, con todas mis fuerzas y lo estaba consiguiendo.
Pero mi mente no me deja en paz y acabó eliminando la ilusión por la que un día me levanté de cama.
No escribo por vosotros, escribo por mi, pero agradezco cada vez que me preguntáis si los textos son míos y que os ha encantado. De verdad que me llena de alegría aunque no quiera dedicarme a esto porque no se contar cosas interesantes y tampoco quiero que dentro de unos años, si mejoro y llego a triunfar, cosa que dudo bastante ya que no estoy luchando, adolescentes sin cultura me consideren su diosa porque me haya vuelto una moda.
Sigo buscando una razón por la que haya dejado de escribir en anónimo.
Estoy dejando aquí todo lo que se me pasa por la cabeza dejando ver así mi parte débil y escondiendo la fuerte que todos estos años me ha acompañado.
Supongo que es porque ya no me importa lo que piensen y que si no estoy en mi mejor momento ya lo estaré, que no todo es malo aunque a veces piense que no voy a salir de aquí nunca, que cuanto más me recupero más grande es la caída.
Que soy muy joven y que he pasado por cosas demasiado duras y no presumo de ello, que pocas veces me quejo de mi pasado pero si lo hago de los destrozos que ha causado en mi mas lo hago aquí y nadie está obligado a leerlo.
Y agradezco que lo hagáis y me animéis después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario